Frusangar sigue reforzando su apuesta por un modelo productivo y de negocio sostenible y respetuoso con el medioambiente y los agricultores. - BEST!N Food #21

Frusangar sigue reforzando su apuesta por un modelo productivo y de negocio sostenible y respetuoso con el medioambiente y los agricultores.

Refuerza sus modelos de envase 100% biodegradables para algunos de sus formatos de venta. 

Además, pone a la venta sus primeros lotes de Patata Nueva, en este caso procedentes de la provincia Cádiz. Se trata de una patata cepillada, con un sabor excelente y máxima frescura.

Frusangar, empresa especializada en envasado y distribución de una amplia gama de patatas para los sectores del retail, HORECA y colectividades, acaba de lanzar varias mejoras en su línea de envasado apostando firmemente por el reciclaje y la sostenibilidad, confirmando su apuesta por un modelo productivo y de negocio sostenible y respetuoso con el medioambiente y los agricultores. 

La compañía refuerza este compromiso ampliando su gama de envases 100% biodegradables para algunos de sus formatos de venta, en concreto para Fripat en formato de 15 y 3 kilogramos, Patata del Pueblo en formato de 15 kg y manteniendo, además, sus formatos de Patata Nueva y La Chulapona. Este envase es una bolsa de papel biodegradable y 0% contaminante. Además, permite optimizar, aún más, la calidad del producto y su conservación ya que el contacto de las patatas con el papel crea un ambiente aséptico que no influye en las cualidades del producto. “De hecho, el papel, permite una mejor conservación de las patatas manteniendo el interior protegido de la luz exterior, seco y libre de golpes”, señala Iván Sánchez, Responsable de Calidad de Frusangar. 

Por otro lado, Frusangar ha seguido reforzando su I+D+i para poder ofrecer mejoras en términos medioambientales a ese consumidor cada vez más concienciado con la ecología, el respeto al medioambiente y la importancia de preservar los recursos. En este sentido, la compañía ha decidido, por un lado, eliminar el papel de las mallas para que sean 100% reciclables y, por otro, poner en marcha una nueva línea de envasado en cajas para los graneles que la compañía comercializa en canales online. 

Patata Nueva, de temporada, sana y de origen nacional. 

Coincidiendo con la temporada de recogida, Frusangar pone a la venta sus primeros lotes de Patata Nueva, en este caso procedente de la provincia de Cádiz, una patata con un sabor excelente, máxima frescura y muy rica en vitamina C. Una patata de temporada, recolectada de manera manual en Tierras de Arena y cepillada en lugar de lavada. Esto se traduce en una mayor sostenibilidad ya que se reduce en hasta un 30% el consumo de agua y se cuida más al agricultor a lo largo de todo el sistema productivo. 

Estas primeras patatas nuevas de la provincia de Cádiz, se envasan en la bolsa de papel biodegradable que, además, incluye un código QR con información directa sobre el origen de la patata, garantizando una completa y óptima trazabilidad de cada bolsa desde el campo a la mesa de los consumidores. “Con esta iniciativa, queremos poner de relieve nuestro compromiso con la transparencia en todos los procesos y la importancia y visibilidad que siempre hemos querido dar a los productores con los que trabajamos”, señala Juan Carlos Sánchez García, CEO de Frusangar.